México se prepara para el retorno a las oficinas

Después de un año en el que la mayor parte de los empleados han trabajado de manera remota, nos encontramos en un periodo en el que vemos una considerable disminución en los contagios por COVID-19 y el avance del proceso de vacunación en México nos encamina a que poco a poco retomemos patrones tradicionales de vida y trabajo.


Con esto surgen diversas preguntas: ¿Cómo ganar la confianza de los trabajadores acerca de que sus espacios de trabajo son seguros?; ¿se debe retomar por completo el trabajo presencial o es el teletrabajo una opción que se debe mantener?; ¿Cómo ha impactado el confinamiento en el comportamiento y desempeño de los colaboradores?



De acuerdo con el reporte Tendencias del Entorno Laboral en México 2021, desarrollado por la consultora Kelly Services, alrededor del 30% de los trabajadores en el país regresarán a laborar en sus centros de trabajo este año y poco más de la mitad (57%) mantendrá esquemas híbridos de trabajo, con lo que estarán parcialmente en sus oficinas. Inesperadamente, únicamente 13% de los trabajadores seguirán trabajando de manera remota.


Esto implica un gran desafío para las organizaciones y principalmente para el área de talento humano, quienes están tomando un papel clave en la reintegración.


El primer paso en la estrategia debe ser garantizar la seguridad de nuestros colaboradores, lograr espacios de trabajo seguros y protocolos sanitarios efectivos, identificar cambios en el comportamiento de los colaboradores, considerando también si la persona ha tenido relaciones cercanas con personas contagiadas por covid-19 e incluso si ha presentado síntomas, así como la importancia que da a seguir las medidas sanitarias.


Además de considerar los factores de riesgo, se deben evaluar los puestos que pueden mantenerse en home office, los colaboradores que brindan mejores resultados bajo esta modalidad y los que se requiere se reintegren de forma presencial.


Mantener una comunicación abierta durante este periodo aún de incertidumbre y cambios acelerados, ya que la confianza tendrá un rol principal para enfrentar los desafíos de la reintegración.


Retomar la identificación y prevención de factores de riesgos psicosociales, integrando al proyecto las consecuencias del Covid-19 y no aplicar la NOM-035 sólo para cumplir con su implementación.


Y si algo se ha puesto a prueba durante la pandemia mundial fue nuestra capacidad de adaptación, por lo que para las organizaciones debería ser prioridad mantener una cultura flexible y de innovación que permita enfrentarse y superar este desafío sin precedentes.



Recomendamos nuestra herramienta Back to Office para evaluar la integridad de los colaboradores que se reincorporan después de un periodo de inactividad y detectar su experiencia con el COVID-19


Home office Test Evaluación psicométrica que identifica colaboradores que pueden adaptarse mejor a los cambios en el entorno laboral.


NOM-035 Identifica y analiza factores de riesgo psicosocial bajo los parámetros de la STPS.


Más productos

18 views0 comments